viernes, 4 de abril de 2014

MIKAL CRONIN - MCII

... O como dos y dos son cuatro


Ya ya lo se. Puede que haya muchos como él. No es nada nuevo, e incluso puede que no cambie vuestras vidas.... o sí.

¿Qué puede ofrecernos a estas alturas un tipo que no llega a los 30 con su guitarra acústica/eléctrica de 12 cuerdas? ¿Otro cantautor americano más?

Pues probablemente sí, otro más. Pero amigos aquí hay mucho más. Aquí hay mierda de la buena joder, fuerza, épica, frescura... En definitiva un tipo que hace muy buena música.

Porque sí, porque nos empeñamos en reinventar la rueda, en buscar nuevas fusiones y experimentar con la gaseosa, y al final dos más dos son cuatro y un tipo cantando con una guitarra acustica es un cantautor. Pero ojo que a este tipo con cara de buen chico le acompañan también guitarras eléctricas bien distorsionadas, punteos afilados y un ritmaco de batería peleón y machacante.

Y además es que este MCII arranca con un trayazo. Un derechazo certero. Un verdadero single, un temazo, un testarazo, un auténtico "ojo cuidao", como es este brutal Weight.


... Y punto, y no hay más que decir. Como podéis ver no os engaño, es un temazo en toda regla y podríamos acabar aquí y bien satisfechos. El bueno de Mikal te lo mete como primer corte y ahí lo llevas. Pero claro si gastas esa bala a la primera de cambio, ¿qué dejas para las otras nueve?

Pues de segundas tenemos un Shout it Out, con su puntito veraniego casi de guateque en la estrofa pero que en el estribillo se crece y de que manera. Así demuestra que este MCII no va a ser un LP de un single y ya. No no aquí hay más. Se mueve en la línea de su predecesor Weight y cuenta con un buen estribillo y unas guitarritas que se mueven bien entre los acústico, el punteo y la sucia distorsión.



Si por algún casual pensáis que esto se mueve bajo el control de medios tiempos y cosas algo relajadas, no os perdías Change, donde incluso la épica encuentra su lugar.

Porque si porque la vida sin épica no tiene sentido y a veces hay que salir corriendo, pero corriendo de alegría, correr porque sí porque eres feliz y ya. Y que los punteos de guitarra a veces cuando más sencillos son más directos y así I’m done running from you sabe tan bien, tan a primavera tan a buen rollo. Porque este MCii destila buen rollo por todas partes.

Quizá todo esto huele un poco a Beatles y este Cronin es un Lennon guardando las distancias donde deben estar.

Y como no puede ser de otra manera cuenta con un temita acústico, que por estos lares gusta mucho. Si eres cantautor, pues que se note no? Y entonces viene Don´t Let Me Go. Que no por ser lo esperado deja de perder su dulzura y belleza y tiene un falsete muy The Edge que me priva, todo por obra y gracia del bueno de Mikal desde su habitación.

Y así nos vamos acercando al final con Turn Away, que recoge todos los ingredientes que hemos degustado en el paladar con tanto gusto, y es ese frescor pero comprometido con la misma épica de la que ya hablamos.

El disco acaba con un espectacular Piano Mantra. Precioso tema para cerrar este disco. Precioso inicio con el piano y un Mikal desnudándose poco a poco conforme la canción va creciendo. Es un cierre magnífico.

Porque este MCII es un disco magnífico y a estas alturas decir eso de un LP es decir mucho, y no pienso perder de vista ya a Mikal Cronin. Que se ande con ojo.
Y es que darle al play y disfrutar, solo disfrutar de cada nota es lo que uno le pide a la música. Sin más pretensiones, sin más experimentos y demostrando que dos y dos siempre son cuatro.

salU2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada